17/9/2019

El edificio de Larra 14

Cuenta una historia inusual de transformaciones con un lenguaje ecléctico-modernista.

El edificio de Larra 14

Inicialmente (1906, J. Carrasco Muñoz) el edificio tenía dos plantas de oficinas en torno a un patio acristalado y talleres en semisótano. Salvo por un torreón de esquina, retranqueaba su fachada tras un patio inglés que iluminaba los talleres. Doce años después,(1920, A. Ruiz de Arcaute) sobre el patio inglés  surgió una planta más, unificada, sin retranqueo y sin torreón, sustentada por cuatro potentes columnas exentas. Respuesta ingeniosa y osadía formal que envuelve el edificio anterior sin ocultarlo. Fue un buen invento: acogió primero a la revista ilustrada Nuevo Mundo, luego a los diarios El Sol y La Voz. Incautado después de la guerra acogió al Arriba al Marca. Se ha convertido en la sede de la Fundación del diario MADRID y también del periódico AHORA
 
Bernardo Ynzenga