20/6/2019
Europa

Josep Borrell: "Se ha hecho creer a los británicos que la UE amenazaba sus fronteras"

El expresidente del Parlamento Europeo califica el Brexit como "malo para todos"

AHORA SEMANAL - 25/06/2016
  • A
  • a
¿Qué le parece el Brexit?

La decisión de los británicos de dejar la Unión Europea es, aunque esperada, una mala noticia. Pero ha sido tomada democráticamente contestando a una pregunta clara en su formulación y consecuencias y después de un debate duro y extenso. No cabe sino respetarla. Lo que no impide, sino más bien exige, analizar sus causas y consecuencias.

El resultado no me sorprende. El Reino Unido nunca quiso que la UE fuera una entidad política. Ni una fuerza reguladora de la globalización. No han engañado a nadie. En su discurso en Zúrich después del fin de la guerra, Churchil ya nos dijo "hagan los Estados Unidos de Europa, pero nosotros no estaremos".

Esta mañana un amigo me ha mandado una secuencia de la serie Yes Minister,muy popular en Gran Bretaña, en la que se ve a un alto funcionario explicando a un ingenuo nuevo ministro de Exteriores que han entrado en la UE para impedir que avance en su construcción, ya que lo habían intentado desde fuera y no lo habían conseguido. Que desde hace siglos la política británica consiste en dividir a los del continente guerreando unas veces con unos y otras con otros. Y que apoyaron la ampliación para disminuir las posibilidades de una unión política.

En el fondo el referéndum ha sido sobre el control de la inmigración. Se ha hecho creer a los británicos que están amenazados por una inmigración incontrolada por culpa de la UE y que serán invadidos por miles de refugiados como le ocurre a Grecia, cuando en realidad no ha llegado ninguno a sus costas (bueno sí, creo que llegaron 20 albaneses en una lancha cruzando el Canal). Y que Turquía entraría pronto en la UE con los cual ¡prepárense ustedes!

Lo curioso es que nadie parece haberse preguntado por qué el Reino Unido, que no esta en Schengen , tiene problemas para controlar sus fronteras, y por qué no controla y limita la inmigración extracomunitaria que es la más importante y para lo cual la pertenencia a la UE no es ningún impedimento.

¿Qué consecuencias tiene para el Reino Unido? ¿Y para la Unión Europea? ¿Y para España?

Malas para todos. Esto no es un juego de suma cero, sino que todos salimos perdiendo. Creo que los británicos más que el resto de los europeos. En términos económicos se les ha explicado por todos los medios que salir de la UE tenía muchos inconvenientes para un país con un fuerte déficit comercial con la Europa continental. Y que las soluciones que habrá que buscar ahora no les permitirán evitar la libre circulación de los ciudadanos comunitarios si quieren mantenerse en el mercado único en condiciones parecidas a las de Noruega. Y más no van a obtener. Y en términos de aportaciones de recursos al presupuesto comunitario tampoco les va a salir gratis, porque Noruega también tiene que contribuir y además sin poder influir en las decisiones comunitarias que les son de aplicación.

Para una UE, que vive una multi crisis, el Brexit será un factor de desestabilización de los delicados equilibrios de sus instituciones. Habrá que rediscutir los votos en el Consejo y ver quién aporta el 12 % del Presupuesto que ahora aporta el Gran Bretaña. En términos comerciales los países se verán afectados de diferente forma según la intensidad de su comercio con Reino Unido, que en su conjunto es el 10 % de las exportaciones intracomunitarias.

¿En que términos se va a desarrollar el comercio entre el Reino Unido y la UE? ¿Qué quiere ser ahora el Reino Unido, little England o el global UK? Eso suponiendo que siga unido, porque los resultados de Escocia marcan claramente que ellos quieren quedarse y van a pedir para ello un segundo referéndum de autodeterminación. Cameron ha actuado como un aprendiz de brujo y al final ha perdido el control.

Pero para la UE el principal problema es político, sobre todo por el efecto contagio que puede producir en otros países donde se generan las mismas actitudes contrarias a la inmigración, xenófobas , populistas y nacionalistas.

¿Y ahora que hay que hacer?
Con respecto al Reino Unido, dos tareas urgentes: pactar los términos de la desconexión, que no será fácil y para lo cual hay un plazo de 2 años, y discutir y aprobar un nuevo marco de relaciones, que tiene que ser aprobado por unanimidad. Tampoco será fácil porque no se le podrá dar mas que a Noruega, para ellos eso puede ser insuficiente y algunos países pueden considerarlo excesivo.

Y cara a la UE sin el RU hay que dar un nuevo impulso en la integración. No podemos perder dos años discutiendo cómo se van los británicos sino acelerando las soluciones a los problemas que tiene la UE y que a lo mejor se resuelven mejor sin su miembro más reticente. Se me ocurre que hay que dar un salto cualitativo en al menos 4 areas: el euro como instrumento de progreso compartido (lo que exige cambiar el sistema de piloto automático basado en reglas fijas e inamovibles), considerar el desempleo y la desigualdad como problemas europeos comunes que exigen soluciones comunes, garantizar la seguridad de las fronteras exteriores (que no son solo del Estado que está en determinada posición geográfica), y aumentar la cooperación en seguridad, defensa común y política exterior.

Los europeos tienen que ver en su Unión a una fuerza que impulsa su prosperidad y garantiza su seguridad. La crisis creada por el Brexit puede ser una ocasión para avanzar en esa dirección.