25/9/2020
Política

Juan Rodríguez Teruel: "Ahora sí son improbables unas terceras elecciones"

El profesor de ciencia política de la Universidad de Valencia cree que el Brexit puede contribuir a que los partidos aceleren en la formación de gobierno

AHORA SEMANAL - 28/06/2016
  • A
  • a
¿Cuáles son las tres principales conclusiones que extraes del resultado electoral?
Primera, que la división de la izquierda beneficia a la derecha. Ahora parece obvio, pero las encuestas han estado dos meses diciendo exactamente lo contrario (y ahora cuesta creerlo). Segunda, que la mera agregación de partidos –que si pudieran irían separados- no suelen sumar lo mismo que cada uno de los partidos por sí mismo. Quienes impulsaron la coalición Unidos Podemos buscaban superar al PSOE y han acabado alejándose de él. Tercera, que los partidos tradicionales están aprendiendo a ponerse las pilas y eso detiene el avance tan espectacular de los nuevos partidos en los últimos dos años. Tras un período de realineamiento, parece recuperarse la calma electoral. Esto puede facilitar acuerdos entre partidos. Un último apunte: tejer estrategias electorales a golpe de encuesta sobre un estado de opinión concreto sin una organización de partido sólida en el territorio puede tener el recorrido de un vuelo gallináceo. Los nuevos partidos han llegado, ahora deben demostrar que sabrán quedarse.

¿Qué posibilidades ves de pacto de gobierno?
Mayores que en la legislatura anterior. Ahora sí son improbables unas terceras elecciones. El ascenso del PP, demostrando una base electoral sólida y capaz de recuperarse, reduce las expectativas de escenarios alternativos que existieron hace dos meses. Ahora hay un escenario para una ajustada mayoría de centro-derecha que antes no existía. Ni siquiera es necesario que el PSOE deba sacrificarse gratuitamente, como algunos pedían hace unos meses. En cambio, la alternativa sin el PP es más costosa y exigiría, por parte de Podemos, el apoyo que, en mejores condiciones, antes no quiso dar. Si el PP maniobra con la inteligencia que se le supone y ha demostrado, seguirá gobernando. Esto disgustará al electorado de izquierdas, lo que a su vez puede generar nuevos movimientos en ese espacio. No obstante, el parlamento sigue estando demasiado fragmentado como para desdeñar una visión más multilateral de la gobernación en la próxima legislatura, que a priori no parece tener expectativas de durar cuatro años.

¿Crees que los acuerdos para la investidura y la formación de un nuevo ejecutivo se producirán rápido?
Sí. Habiendo escenarios verosímiles que antes no había, de modo que los acuerdos entre dirigentes tendrán más opciones para prosperar. Incluso es bastante posible que se pueda constituir un nuevo ejecutivo de coalición en julio. Y el Brexit, que no tuvo impacto en los resultados electorales, sí puede incentivar a los partidos a reducir la incertidumbre. Los partido saben ya que quienes realmente pongan en riesgo la gobernabilidad pueden acabar siendo castigados, como parece haberle pasado a Podemos.