19/10/2021
Historia

Mein Kampf volverá a las librerías

A finales de este año, queda libre de derechos y ya se prepara una edición crítica

  • A
  • a

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la posibilidad de reeditar Mein Kampf era tabú en Alemania, pero esa situación cambiará cuando se cumplan, a final de 2015, los 70 años que marca la ley para liberar los derechos de autor de una obra.

Estos pertenecieron a la empresa editora del libro, Franz Eher Verlag, propiedad a su vez del Partido Nacionalsocialista. La editorial fue borrada del registro mercantil en 1952 y los derechos pasaron al Ministerio de Finanzas de Baviera, su actual titular. Con la prescripción de esos derechos y la libertad teórica de reeditar la obra, hay quien teme que el libro de cabecera de los nacionalsocialistas pueda convertirse otra vez en superventas en Alemania. Sin embargo, esa posibilidad no parece inquietar demasiado a la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, para la cual los documentos y actores relacionados con el Tercer Reich no tienen hoy la misma significación que hace solo 20 años.

La nueva edición de Mein Kampf, que prepara desde hace tiempo el Instituto de Historia Contemporánea de Alemania (Institut für Zeitgeschichte), será una publicación crítica, que tomará distancia del pensamiento de Hitler. Será, dicen desde el instituto, una edición voluminosa en dos tomos, que irá acompañada de nada menos que de 5.000 notas o comentarios críticos. En un principio, el Estado de Baviera tenía previsto subvencionar la publicación con medio millón de euros, pero finalmente desistió después de que el primer ministro de ese Land, Horst Seehofer, visitase Israel y le convencieran de la inoportunidad de hacerlo.

Todavía se debate si debería permitirse la reedición de la obra sin el acompañamiento de un aparato crítico y, aunque no habrá prohibición específica, se quiere dejar la iniciativa a los tribunales de cada Land del país. Algunos consideran que es como ponerle puertas al campo: la obra está en internet y cualquier alemán puede descargarla de la red en cualquier momento. Otros parecen realmente preocupados por la posibilidad de que Mein Kampf se convierta en un éxito de ventas en un momento en el que movimientos y partidos de extrema derecha parecen cobrar fuerza no solo en Alemania, sino también en otros países europeos al socaire de la crisis de los refugiados.