25/4/2017
Política

Rectificación exigida

Con fecha 20 de septiembre Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, se ha dirigido al presidente editor del semanario Ahora y autor del artículo titulado “El pago millonario de Interior por una información falsa”, publicado en el número 51 del viernes día 16 de septiembre. Lo hace para exigir el derecho de rectificación por considerar absolutamente falso el contenido de dicho artículo

AHORA SEMANAL - 23/09/2016 - Número 52
  • A
  • a

En méritos de lo dispuesto en los artículos 1, siguientes y concordantes, de la Ley 2/1984, de 26 de marzo, de Derecho de Rectificación, le requiere expresa y formalmente para que publique, en el improrrogable plazo del número siguiente y en la página web del semanario AHORA, en la misma sección en que apareció la noticia falsa, esta RECTIFICACIÓN, sin comentarios ni apostillas y haciendo figurar, asimismo, en el encabezamiento, dicha expresión. La RECTIFICACIÓN dice así:

En primer lugar quiero aclarar, siguiendo el orden del texto por usted firmado, que no es cierta la existencia de un maletín en el que estuviera “acoplado un millón y medio de euros”.

Tampoco es verdad que un agente de la Policía Nacional, ni ninguna otra persona, fuera el “portador” del supuesto “maletín”.

Que no es cierto que se “encomendara la misión de entregarlo en Suiza”.

Que no es cierto que “el destinatario fuera una garganta profunda con una relevante hoja de servicios que prometía a cambio datos sobre supuestas cuentas irregulares de Xavier Trias, a la sazón alcalde de Barcelona y candidato por Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) a la reelección en las municipales del 24 de mayo de 2015”.

Obviamente, de todo lo anterior se desprende que es absolutamente falso que el Ministro del Interior recibiera a los supuestos encargados de “emprender la misión” en su despacho para “arengarlos”. En consecuencia, tampoco es cierto que el Ministro del Interior los recibiera a su “regreso” en su “despacho oficial” para “felicitarlos”.

La noticia firmada por usted es, sencillamente, falsa. La publicación de hechos inciertos podría haberse evitado de haber contrastado sus “informaciones” con el Ministerio del Interior. Además, el texto publicado supone una ofensa a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado al poner en cuestión el trabajo policial que se desarrolla siempre dentro de la legalidad.