29/5/2017
Política

Un juicio que sienta en el banquillo a casi todos

Rato se enfrenta a la petición fiscal de cuatro años y medio de prisión por permitir y utilizar las tarjetas black en Caja Madrid

Iñigo Corral - 23/09/2016 - Número 52
  • A
  • a

El de las tarjetas black no es el caso más grave de corrupción —las cuantías defraudadas son muy inferiores a otros que están también a punto de ser juzgados—, pero sí uno de los que mayor escándalo produjo porque están implicados representantes de casi todos los partidos (PP, PSOE e IU), los sindicatos y la patronal y mostraba la falta de escrúpulos con que utilizaron un dinero que no era suyo. El lunes 26 de septiembre empieza el juicio y el desfile de personalidades por la Audiencia Nacional no ayudará a resolver la interinidad política.

Para la Fiscalía Anticorrupción está claro que los dos últimos presidentes de Caja Madrid, la actual Bankia, son los máximos responsables de promover entre 1999 y 2012 un fraude que asciende a más de 15 millones de euros, aunque los presuntos hechos delictivos cometidos antes de 2003 han prescrito. El fiscal pide las penas más elevadas de cárcel para las personas que ostentaron el poder de la entidad entre 2003 y 2012:  seis años de prisión para Miguel Blesa y cuatro años y medio para Rodrigo Rato. Para el resto  de los  acusados las penas oscilan entre uno y cuatro años de cárcel por la comisión de un delito continuado de apropiación indebida.

Este artículo es solo para suscriptores.

Para acceder a este articulo y a toda la hemeroteca, suscríbase desde 23 € trimestrales o 88 € anuales la suscripción digital o suscripción papel + digital, con un 20% de descuento sobre el PVP.

Ver opciones de suscripción Ya soy suscriptor