25/6/2019

Diario de campaña (y IV): Al Congreso en Blablacar

Hacer campaña con pocos medios es cuestión de creatividad. El candidato de Por Un Mundo Más Justo explica cómo se ha movido sin gastar

Miguel Ángel Vázquez - 24/06/2016
  • A
  • a
Diario de campaña (y IV): Al Congreso en Blablacar
Blog Política M+J

Termina ya esta campaña electoral histórica y, al hacer revisión de momentos y acciones, surge espontáneamente una reflexión clara: se puede hacer campaña de otra forma. Se puede ser coherente con tus principios y llegar hasta la gente. No es cuestión de dinero sino de creatividad y convicción. Esto también es hacer otra política nueva.

Con la mirada puesta en el acto de cierre de esta noche, con la emoción de saber que nos reencontraremos los compañeros y compañeras de esta candidatura desperdigados en estos días por todo el país para agradecer a la gente su cariño y su apoyo, es inevitable recordar dónde estábamos hace apenas un mes.

Sentados en unas sillitas de camping en nuestra micro-oficina (de pequeña y de microondas inmueble) de la Plaza del Carmen diseñábamos un plan que permitiera hacer llegar nuestra propuesta política hasta la ciudadanía y, en último término, llegar al Congreso para llevarla a cabo. Desde ese momento, y fieles al estilo de Por Un Mundo + Justo pero ahora con la capacidad de alcance de formar parte de Unidos Podemos, las carreras en metro cargados de rollups y carteles, las mochilas con distintas camisas para esquivar el sudor entre acto y acto o las acciones en redes tirando del wifi del móvil en cualquier cafetería se han sucedido sin descanso hasta hoy.
 


 

No hace ni dos semanas, y parece que fue hace eones, de la vuelta en blablacar desde Algeciras tras hacer nuestra pegada de carteles en la valla de Ceuta. Ocho horas ocho de furgoneta y música acústica entre cabezadas, puestas de sol y la convicción de que en algún momento nos íbamos a reír recordando ese momento. Aún no.

Las fuerzas físicas llegan justas a esta recta final de campaña, pero las emocionales tras visitar sitios a los que nadie suele ir como Villaconejos, con sus agricultores llenos de lucha, o la Cañada Real, con su comunidad esperanzada, están cargadas hasta arriba. Uno siempre recibe infinitamente más de lo que da cuando se acerca a compartir con las diferentes personas con las que se cruza en el camino. Cuántos compañeros y compañeras a los que agradecer su trabajo voluntario, su recoger materiales en sus coches personales para montar carpas en los sitios más insospechados, su ilusión pegando carteles y repartiendo chapas. Cuántos abrazos y acogidas que agradecer en esta recta final de campaña.

No sé cómo será hacer campaña en otros partidos donde distintas empresas te lo montan todo, te llevan, te traen y te ponen hasta al regidor para marcar los aplausos en el momento oportuno. Sé que esta campaña nuestra no sólo es profundamente más divertida sino que te permite la coherencia de seguir tus principios desde lo que creemos que es la política: pueblo acompañando al pueblo. Nada más y nada menos.

Este domingo las urnas dirán que Unidos Podemos ha ganado y, si se da la cosa bien en Madrid, que Por Un Mundo + Justo habrá llegado al Congreso con ellos. De ser así, será bueno recordar que el viaje que nos dejara en la puerta de los leones comenzó en blablacar. Para que la cosa no cambie.

Otros Posts