20/11/2018
En cinco palabras

5 palabras inventadas

  • A
  • a
5 palabras inventadas

Retromolante

Esta palabra me la he inventado yo para autodefinirme en mi increíble libro NPI de música. Porque me he pasado la vida molando, al menos en lo musical, por unas canciones que hice cuando tenía 20 años y la tele se empezaba a ver en color. Y desde entonces, a vivir del cuento. Quizá el mayor mérito que tuvieron esas canciones es que todas estaban compuestas con los mismos tres acordes: mi, la y si (0-5-7 para los amigos). De hecho, el libro lo he escrito para convertir a la humanidad a la filosofía NPI y así luego poder pasar toda la vida retromolando.

Cincuenteen

Mi amigo Pedro Temboury, gran fan de mi fascinante libro NPI de música, tuvo que inventar esta palabra para consolarme: "Joaquín, tú no eres un cincuentón, ¡tú eres un cincuenteen!". Y creo que dio en el clavo. Los Nikis somos ahora cincuenteenes: nos siguen gustando los Ramones, vestimos con la misma anti-moda que cuando éramos verdaderos teen y nos seguimos riendo de las mismas tonterías. Es cierto que en nuestros respectivos trabajos, con nuestros trajes y nuestras canas, podríamos pasar por señores respetables. Pero ¡ojo!, que tras esas fachadas se esconden casos crónicos de peterpanismo cincuenteen retromolante agudo.

Coquemallismo

En mi fantástico libro NPI de música defiendo a los cantantes con un tono de voz único, personal e intransferible. Eso no quita para que a veces inventáramos vocablos inspirados en ellos. En este caso lo usábamos mucho en los ensayos cuando a nuestro cantante le salía la voz con tono nasal: "¡Emilio, tío, que estás haciendo coquemallismo!" Posteriormente, fue utilizado en mi casa cuando mis hijas eran pequeñas y estas, entre sollozos y mocos, manifestaban su oposición a la enseñanza obligatoria con un sonoro "¡no guiero ir al golegio!". Nuestra respuesta siempre fue la misma: "¡Menos coquemallismo y coged las mochilas, que llegamos tarde!".

Dohmile

Cuando escribí mi sensacional libro NPI de música y quería referirme a lo que pasó entre 2000 y 2010 no sabía cómo hacerlo; década anodina donde las haya, que por no tener, no tiene ni nombre, la pobre. Una noche, saliendo por ahí con mis amigos de Airbag, los Weezer de Estepona, dijeron algo así como "...en loh dohmile ensayábamoh bahtante menoh que ahora". ¡Eureka!: los ochenta, los noventa y... ¡loh dohmile!. ¿Por qué no se me habrá ocurrido a mí esta palabra? Desgraciadamente el libro ya estaba en imprenta. Al menos puedo reivindicar esta palabra desde aquí...

Enepeísmo

Es más que una palabra inventada: es un modo de vida, una revolución social. Comenzó cuando publiqué mi maravilloso libro NPI de música y se convirtió en una fuerza imparable. Un huracán arrollador que ha cambiado la manera de pensar de la especie humana. En cualquier rincón del mundo la gente se lanza a montar grupos de música, a escribir libros, incluso a escribir artículos en semanarios sin tener NPI. ¿Cómo acabará todo esto? La respuesta tiene tres letras...

Joaquín Rodríguez (Granada, 1963) fue bajista y compositor en Los Nikis y Los Acusicas sin tener NPI de música. Participó como operario de cámara en el largometraje Investigación Policial (2013) sin tener NPI de cine. Acaba de publicar el libro NPI de música (Ediciones Chelsea) sin tener NPI de escribir.