9/4/2020
Arte

Gosé. El pintor de la modernidad catalana

El Museo Nacional de Arte de Cataluña acoge una muestra del ilustrador con más de 300 piezas entre dibujos y pinturas

Francesc Arroyo - 19/02/2016 - Número 22
  • A
  • a
Gosé. El pintor de la modernidad catalana
Figurines modernistas. Xavier Gosé. ‘Sobre la nieve’, 1913. Museu d’Art Jaume Morera de Lleida
En 1893 Xavier Gosé (Alcalá de Henares, 1876 - Lérida, 1915) hacía dibujos de denuncia social y corte realista, aunque con trazos de la estilización que se apuntaba en todo el modernismo. En 1905 participó en el número de denuncia social La mano negra, de tendencia anarquizante. Apenas un año después  admitió que se incluyera una obra suya en el álbum que los monárquicos barceloneses regalaron a Alfonso XIII y que coordinó el ilustrador Alexandre de Riquer, conde de Casa Dávalos. Sus biógrafos sugieren que aceptó esta colaboración por la alta remuneración que le ofrecieron, a pesar de que entraba en abierta contradicción con sus postulados ideológicos. Sea como sea, lo cierto es que en ese año inició un cambio de rumbo.

Empezó a colaborar en la revista La vie parisienne y a ser solicitado por muchas otras publicaciones similares debido a sus dibujos de moda, estilizados y elegantes, que le dieron presencia en exposiciones en las principales ciudades europeas. Aún en 1907 realizó colaboraciones para la revista satírica Le Témoin, fundada por Paul Iribe, que sería después amante de Coco Chanel, pero ya el cambio del “ilustrador de la modernidad” era evidente, incluso se trasladó a una nueva casa. Hasta su muerte, en 1915, se dedicó, principalmente, a dibujar figurines: hombres y mujeres de la vida social parisina que alternaban la presencia en el hipódromo con otras facetas de la vida social escasamente proletaria.

Xavier Gosé, ilustrador de la modernidad es, precisamente, el título de la exposición temporal que acoge el Museu Nacional d’Art de Catalunya, en Barcelona.

Poco a poco su realismo inicial evolucionó hacia las tendencias estéticas modernistas

Gosé pertenecía a una familia catalana, pero nació en Alcalá de Henares, donde se había trasladado por motivos laborales su padre, perito agrónomo de profesión. Pronto la familia volvió a Barcelona. Estudió dibujo en la Escuela de Bellas Artes de la ciudad y publicó sus primeros dibujos en 1893. Eran personajes y paisajes de la Barcelona de aquellos años, con un fuerte contenido de denuncia social. Al mismo tiempo colaboraba en las revistas satíricas de la época: L’Esquella de la Torratxa, La saeta, El gato negro, Barcelona cómica o Madrid cómico. En estos años trató en Els Quatre Gats a los modernistas barceloneses (Torres García, Sunyer, Mir y Nonell), cuya influencia es perceptible. Els Quatre Gats fue el nombre de una revista modernista, pero también el del local (abierto aún en Barcelona) donde se reunían promotores y artistas como Ramon Casas, Santiago Rusiñol, Utrillo o Picasso, entre otros.

Camino del modernismo

Poco a poco el realismo inicial de Gosé evolucionó hacia las tendencias estéticas modernistas que acabarían imponiéndose tanto en su obra como en el conjunto de Europa a finales del siglo XIX y principios del XX. El modernismo recibe nombres diversos según los países: Art Nouveau (Francia) Jugendstil (Alemania), Sezesion (Austria), Floreale (Italia) o Modern Style (en los países de habla inglesa). Sus autores pretendían apartarse a la vez del academicismo y de otras tendencias rupturistas precursoras de los movimientos de vanguardia.

En 1899 el joven Gosé era un autor reconocido en Barcelona. Hizo algunas de las portadas de Els Quatre gats y celebró su primera exposición, con la que tuvo un apreciable éxito de crítica y de ventas. Con el dinero logrado decidió instalarse en París al año siguiente. Al principio colaboró con diversas revistas satíricas (Cocorico, Le Rire, Le Frou Frou, entre otras) con dibujos en los que combinaba un cierto realismo, ya muy estilizado y aún centrado en la denuncia social, con “españoladas” (figuras de toreros, flamencas, gitanas), que entonces tenían fuerte demanda en la capital francesa. Al mismo tiempo, empezó a dibujar para revistas de moda, reflejando personajes mundanos, desde bailarinas a dandis, desde señoritas de buena familia a cortesanas en escenas de burdel.

En 1905, junto a Zuloaga, se encargó del diseño del vestuario para la ópera Pepita Jiménez, de Isaac Albéniz, obra inspirada en la novela homónima de Juan de Varela. Al año siguiente aceptó participar en el álbum para Alfonso XIII.

En 1900 se mudó a París y colaboró con diferentes revistas satíricas con dibujos de denuncia social

Fueron años en los que mantuvo relación intensa con diversos artistas, entre ellos el pintor catalán Ramon Casas (quien le hizo un retrato que puede verse en la exposición). Sus colaboraciones en estos años y hasta su muerte fueron muy variadas, pero siempre con estilo y motivos mundanos. Dibujó para revistas francesas (Gazette du Bon Ton, Le Journal des Dames et des Modes, Les Annales Politiques et Literaires), alemanas (Simplicissimus, Jugend) e incluso la latinoamericana Mundial Magazine, dirigida por el poeta nicaragüense Rubén Darío (de cuyo naciemiento se cumplieron 100 años el pasado 6 de febrero). También expuso en Francia, Alemania, Reino Unido y España, casi siempre en relación con el mundo de la moda.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, Gosé decidió volver a España para evitar los peligros de la contienda y, finalmente, se instaló en Lérida, donde murió al año siguiente consumido por la tuberculosis.

La muestra

La exposición que puede verse en el MNAC recoge unas 300 obras suyas, tanto pinturas como dibujos, revistas y también algunos vestidos y sombreros de alta costura, procedentes de colecciones privadas y del Museo Jaume Morera de Lleida. Se incluyen desde algunos de los personajes retratados con un punto de realismo en sus primeros años en Barcelona hasta los últimos bocetos, claramente vinculados al mundo de la alta costura, que reflejan no solo la influencia del modernismo catalán sino la de autores como Klimt o Toulouse-Lautrec. Aunque predomine el modernismo, se aprecian en algunos de sus dibujos y pinturas influencias impresionistas junto a otras en las que ya apunta una cierta geometría precursora del cubismo.

El MNAC ha organizado diversas charlas y otras actividades, así como proyecciones de cine de la época en la Filmoteca de Catalunya.

Xavier Gosé (1876-1915).
Ilustrador de la modernidad
Xavier Gosé (1876-1915). Ilustrador de la modernidad

Comisariada por  Mariàngels Fondevila
En el Museu Nacional d’Art de Catalunya de Barcelona
hasta el 20 de marzo