24/5/2017
Literatura

Julian Barnes. Retrato del artista occidental

El ruido del tiempo es una reflexión sobre la psicología del creador con Shostakóvich como pretexto

Gonzalo Torné - 03/06/2016 - Número 36
  • A
  • a
Julian Barnes. Retrato del artista occidental
Julian Barnes. Murdo Macleod / Contacto
En esta novela lo de menos es Shostakóvich. Y no es que la caracterización del personaje no sea verosímil, o que chirríe la evolución que aquí se traza del régimen soviético, que suenen falsas las contadas apreciaciones musicales o que el autor haya sido descuidado en el retrato de las circunstancias biográficas de su protagonista. Nada de eso. A estas alturas de su carrera está bastante claro que Barnes puede ejecutar con solvencia cualquier cosa que se proponga, así que lo decisivo ahora mismo, cuando se trata de él, es averiguar qué se ha propuesto esta vez.

Dudo mucho que el objetivo de Barnes haya sido recrear fielmente la vida del músico, más bien parece que Shostakóvich es la excusa escogida para reflexionar con una exigencia realmente elevada sobre algunos aspectos de la psicología del artista: sus ambiciones, sus distracciones, sus prejuicios, la tensión entre soledad y sociabilidad, sus expectativas familiares, algunas notas de infantilismo y, ante todo, el espacio que ocupa (para combatirlo o para firmar acuerdos tolerables con él) la cobardía: el temor a ser rechazado por cualquiera de los dos los tribunales (para complicar las cosas, qué pocas veces superpuestos) ante los que debe comparecer, el de la sociedad que le alimenta y el de la porción de posteridad a la que aspira.  
Este artículo es solo para suscriptores.

Para acceder a este articulo y a toda la hemeroteca, suscríbase desde 23 € trimestrales o 88 € anuales la suscripción digital o suscripción papel + digital, con un 20% de descuento sobre el PVP.

Ver opciones de suscripción Ya soy suscriptor