24/2/2020
Política

Rajoy y el amigo Riquelme en Santa Pola

El presidente del Gobierno sigue siendo titular del registro alicantino, pese a que no ejerce desde 1990, y quien lo ocupa interinamente pudo saltarse el reglamentario cuadro de sustituciones

Carlos Larroy - 18/12/2015 - Número 14
  • A
  • a
Rajoy y el amigo Riquelme en Santa Pola
Rajoy a su llegada al Congreso de los Diputados. Emilio Naranjo / EFE
Ante las acusaciones de corrupción, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró en el debate televisivo del pasado lunes que no está en política por dinero y que ganó más cuando ejerció de registrador. Afirmación que vuelve a poner de actualidad todas las dudas que han surgido estos años tanto sobre su situación administrativa como sobre los beneficios que haya podido obtener desde que accedió al cuerpo en 1978. De hecho, Rajoy sigue siendo el titular del registro de Santa Pola pese a que no ejerce desde 1990, año en el que fue elegido diputado al Congreso. Veinticinco años en los que su amigo, el también registrador Francisco Riquelme, se ha estado haciendo cargo del citado registro alicantino, así como de su oficina liquidadora.



Sin embargo, el periódico AHORA ha logrado comprobar que dicha interinidad antes que a Riquelme hubiera correspondido a dos registradores que estaban por delante de él en el cuadro de sustituciones.

Su expediente como registrador está en una caja fuerte. Hay ya 110.000 firmas que piden que vea la luz

En efecto, el cuadro de sustituciones entonces vigente indicaba que el primer sustituto del registro de Rajoy en caso de que él no pudiera atenderlo debería haber sido el titular de la oficina número 2 de Elche, entonces regentada por Francisco Pérez de la Cruz; en segundo lugar, habría correspondido a la titular de la oficina número 1 de la misma localidad, Pilar Lidueña; y, solo como tercera opción, la suplencia habría recaído en Riquelme, entonces titular del número 3 de Elche. Personas que han ocupado cargos de responsabilidad en la Dirección General de Registros y del Notariado (DGRN) aseguran que en la resolución sobre el sustituto de Rajoy “se ignoró el cuadro de sustituciones para favorecer a Riquelme”.

A preguntas de este periódico, Riquelme reconoció que había dos personas por delante de él. Pero aseguró que se hizo todo legalmente porque tanto Pérez de la Cruz como Lidueña renunciaron a cubrir Santa Pola. Pérez de la Cruz, por su parte, apuntó que Rajoy les pidió que dejaran que Riquelme fuera su sustituto, saltándose el cuadro de sustituciones, algo a lo que ellos no se opusieron porque, según aseguró, no tenían especial interés en dicha interinidad. Las mismas fuentes de la DGRN confirman que este tipo de saltos en el cuadro de sustituciones son “relativamente normales pese a que el Reglamento Hipotecario establece que la renuncia a hacerse cargo de un registro debe basarse en una causa justa”.

Riquelme quedó así en una extraña situación administrativa, ya que no le correspondía cubrir Santa Pola. Según las mismas fuentes de la DGRN, esta situación fue solucionada a través de una reforma del Reglamento Hipotecario en 1998. En concreto, el PP modificó, cuando Rajoy era ministro de Administraciones Públicas, el artículo 552, que quedó redactado de tal forma que atornilló la posibilidad de que Rajoy continuara como titular y que, además, Riquelme pudiera estar de modo indefinido como ‘registrador accidental permanente’ de Santa Pola, sin necesidad de aplicarse el cuadro de sustituciones y recibiendo Riquelme todos los honorarios. Expertos en Derecho Administrativo señalan que esta situación —la de que Rajoy continúe como titular de Santa Pola— parece chocar con la Ley de Conflictos de Intereses, que en su artículo 5 establece la incompatibilidad de un alto cargo para desempeñar “por sí, o mediante sustitución o apoderamiento, cualquier otro puesto o cargo de carácter público o privado”. 
 

El Gobierno calla sobre la situación administrativa y las retribuciones que haya podido percibir Rajoy

Este periódico remitió el pasado día 8 de diciembre una carta formal al actual ministro de Justicia, Rafael Catalá, y al director general de Registros, Javier Gómez Gálligo, en la que entre otras muchas cuestiones se solicitaba información sobre el incumplimiento del cuadro de sustituciones. Todas ellas siguen sin contestación. La callada por respuesta ha sido la opción escogida por el Gobierno pese a la insistencia de diversos grupos parlamentarios y medios de comunicación, lo que impide aclarar la situación administrativa y las retribuciones que haya podido recibir Rajoy. Es más, su expediente como registrador está guardado en una caja de seguridad desde 2001, decisión tomada cuando Rajoy era vicepresidente del Gobierno.

De hecho, el ministerio le negó una copia de dicho documento al abogado José Luis Mazón. Según explica el letrado, la había solicitado como prueba en un juicio porque Riquelme le denunció por atentar contra su derecho al honor. El abogado fue condenado a pagar 30.000 euros al registrador, multa que luego la Audiencia Provincial redujo a 18.000. El letrado ha recurrido ahora al Supremo para que se la retiren. Riquelme denunció a Mazón porque en declaraciones a medios de comunicación había mostrado sospechas de que Rajoy y Riquelme hubieran llegado a algún tipo de acuerdo económico a propósito de la llevanza de Santa Pola. El letrado basaba sus dudas en que Riquelme formó la empresa Inlimur un mes antes de que Rajoy se acogiera a la situación de servicios especiales tras ser elegido diputado en 1990. Dicha sociedad tiene fines inmobiliarios y dispone de numerosas fincas, como una en Abanilla (Murcia) destinada al cultivo de cítricos. La empresa se constituyó con un capital social de 90.000 euros y este, según consta en el registro mercantil, supera ahora los 1,8 millones.

Solo dos años en Santa Pola

La vida del Rajoy registrador comenzó en 1978 como registrador en Villafranca del Bierzo. Pero pronto, en 1981, se metería en política. Infolibre aseguró recientemente que el actual presidente del Gobierno estuvo cobrando desde entonces y hasta 1985 como cargo público y también como registrador. En ese tiempo, era el titular de las oficinas de Padrón (Galicia) y Berga (Cataluña) mientras ocupaba cargos autonómicos como diputado del Parlamento gallego o presidente de la Diputación de Pontevedra. Según Infolibre, Rajoy solo renunció a cobrar ambos sueldos a partir de noviembre de 1985. Es decir, 14 meses después de que entrara en vigor la Ley de Incompatibilidades, que por primera vez prohibió que los funcionarios pudieran recibir dos remuneraciones públicas. El citado diario ha iniciado por ello una campaña a través de la plataforma Change.org para que el expediente de  Rajoy se haga público. Este lunes superaba ya las 110.000 firmas.

Rajoy consiguió el pase a servicios especiales poco antes de ganar por concurso el registro de Santa Pola. Esto hizo que solo pudiera trabajar en Santa Pola entre 1977 y 1979, tiempo en que no ostentó ningún cargo público. Sin embargo, el actual presidente era por entonces secretario general de Alianza Popular en Galicia, por lo que incumplió el artículo 548 del Reglamento Hipotecario, que obliga a los titulares a residir de forma permanente en la localidad donde tienen su registro (Santa Pola y Pontevedra distan 1.000 kilómetros). También lo incumplió cuando tenía cargos públicos en Galicia y era titular del registro catalán de Berga.


Entre las muchas preguntas que siguen sin respuesta y que este periódico ha formulado al Ministerio de Justicia y a la DGRN figuran las siguientes:  

1.- ¿Por qué Rajoy solo pidió el pase a servicios especiales en noviembre de 1985, cuando ya habían transcurrido 14 meses desde la publicación de la Ley de Incompatibilidades, tiempo en el que, según Infolibre, estuvo cobrando por cargos públicos autonómicos y como registrador?

2.- Si Rajoy y Riquelme se repartieron a partes iguales los beneficios del registro de Santa Pola entre 1990 y 1998, de acuerdo con otros casos análogos, posibilidad que recogía el Reglamento Hipotecario.

3.- ¿Por qué se le concedió a Riquelme la situación de registrador accidental permanente de Santa Pola, ya que no se tiene noticia de ningún otro caso en el que se haya utilizado dicha figura administrativa?

4.- Si, después de las reformas legales que aprobó en 1998 el gobierno del que formaba parte Rajoy, el actual presidente ha recibido alguna compensación económica por parte de Riquelme y en qué términos.