17/12/2017
Perfil

Susana Díaz, historia de una gran ambición

La presidenta andaluza parece dispuesta, esta vez sí, a arrebatarle a Pedro Sánchez el liderazgo del PSOE

José Bejarano - 23/09/2016 - Número 52
  • A
  • a

Quiere ser secretaria general del PSOE y cree que puede serlo. Quiere porque es muy ambiciosa, siempre lo ha sido. Por eso está donde está. Y cree que puede porque tiene ideas suficientes y los respaldos necesarios. Por si esos dos requisitos, querer y poder, no fuesen suficientes, quienes conocen sus intenciones añaden otro más: debe hacerlo por el bien del partido. Y ahí es donde la decisión no admite vuelta atrás. Para ella no hay nada más imperioso que la llamada del partido. Así de claro lo tiene Susana Díaz a estas alturas de la batalla por la secretaría general del PSOE.

Personas del entorno de Díaz reconocen su ambición y la justifican diciendo que ella tiene un modelo de partido diferente del que ha propuesto Pedro Sánchez. Quiere un partido con vocación de ganar, que no se acomode en el papel de segundón. Es una trabajadora incansable, de origen obrero por no decir humilde. Muestra liderazgo social. Tiene visión institucional, sin dejar de ser una mujer de partido, en cuyas tripas se ha movido desde su ingreso en las Juventudes Socialistas en 1991. Ha trabajado con los primeros espadas y ha subido peldaño a peldaño, con frecuencia a base de pisar no pocas cabezas que la auparon.

Este artículo es solo para suscriptores.

Para acceder a este articulo y a toda la hemeroteca, suscríbase desde 23 € trimestrales o 88 € anuales la suscripción digital o suscripción papel + digital, con un 20% de descuento sobre el PVP.

Ver opciones de suscripción Ya soy suscriptor