23/6/2017
Ciencia

El museo escondido

Fuera del escrutinio público, los investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales estudian la evolución de la biodiversidad y su conservación

Arantza Prádanos - 15/07/2016 - Número 42
  • A
  • a
El museo escondido
El ‘fantasma’ esquivo del océano. Maqueta a tamaño real del calamar gigante. En el centro, reflejado, el ejemplar real en líquido conservante. A. Prádanos
La penumbra les sienta bien a los objetos de edad avanzada. Las luces tenues de mantenimiento y el silencio, sobre todo el silencio, confieren cierto aire extraterrestre muy adecuado a los fósiles, a animales que una vez habitaron este planeta y ya no están o a ejemplares naturalizados de especies que aún siguen aquí, esperemos que por mucho tiempo. Es lunes y, más que nunca, el calamar gigante asoma como una visión fantasmal de las profundidades marinas. Y la osamenta voladora de un gran rorcual confronta tonelaje con el elefante africano, un tú a tú quimérico entre el coloso del océano y el señor de la tierra.

Los lunes no hay público en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y quizá sea el día más propicio para mirarlo con otros ojos, cuando desaparece el escaparate de las exposiciones y se puede observar a través del espejo lo que bulle dentro.
Este artículo es solo para suscriptores.

Para acceder a este articulo y a toda la hemeroteca, suscríbase desde 23 € trimestrales o 88 € anuales la suscripción digital o suscripción papel + digital, con un 20% de descuento sobre el PVP.

Ver opciones de suscripción Ya soy suscriptor